Son miles las familias que han realizado un cambio de bañera por plato de ducha en Vitoria para disfrutar de todos sus beneficios. Uno de ellos, el ahorro de suministros, algo que está en la mente de todos no solo para pagar menos en las facturas a final de mes, sino también para contribuir al cuidado del medio ambiente.

Así, todos los expertos en reformas recomiendan un cambio de bañera por plato de ducha en Vitoria para llegar a cumplir los objetivos de ahorro marcados. Más allá de bañarse en tramos horarios donde la energía es más barata, el cambio por el plato es la mejor forma de conseguir el tan ansiado ahorro, en cualquier momento del día y del año.

Si eres de los que empiezan a cansarse de la bañera, bien sea por lo incómodo que puede resultar como por la falta de espacio, recuerda que un plato de ducha consigue potenciar las duchas cortas. Con ello, se logrará un considerable ahorro de agua al acortar el tiempo en el que estamos lavándonos el cuerpo. De igual forma, la parte proporcional de ahorro de agua también se ahorra de electricidad por la generación de agua caliente (esto en el caso de que se cuente con un termo dentro de la vivienda).

Diferentes estudios apuntan a un ahorro del agua que llega al 30 %. En una bañera, el consumo de agua asciende a 90 litros, mientras que una ducha gasta un promedio de 62. Además, será más cómodo cerrar el grifo y ajustarlo a tu altura cuando te estés enjabonando en el plato de ducha.

En Lanak esperamos que este artículo te haya resultado interesante. En nuestro blog encontrarás otras entradas con consejos para tu hogar e ideas para remodelarlo. Si lo deseas, puedes contactarnos y te atenderemos diligentemente.